El rincón de pensar

Retroceso al futuro

sábado, septiembre 06, 2014


Ayer comenzó la IFA, la feria alemana de nuevas tecnologías. Alli han presentado algo extremadamente útil e interesante que, al parecer, no tardará en convertirse en un habitual en nuestras vidas: El reloj inteligente.
...
¿Están de coña, no?

Desde que llegaron las redes sociales a nuestras vidas, todo el mundo quiere un teléfono potente y a poder ser con una pantalla grande. "¿Que la batería dura un día? Bah, pero mira la de aplicaciones que tengo". Hay teléfonos que ya parecen el hermano mayor de la tablet, y no al revés. De unas dimensiones que no puedes ni llevarlos en el bolsillo del pantalón, casi necesitan su propia maleta. Si ya me parecen absurdos estos... ¿Ahora quieren poner de moda un minúsculo reloj con el que seguramente todos acabaremos ciegos?

No tengo muy claro si vamos hacia adelante o hacia atrás. Antes éramos más independientes, y sin embargo ahora es casi imposible estar en la parada de autobús y no ver a alguien con el móvil en la mano. O en la calle, en el trabajo, en la escuela, en casa... pero es solo un ejemplo. Cada vez dependemos más de las nuevas tecnologías. ¿Os imagináis un día sin internet? Nos volveríamos locos, sería como si ya no nos quedase nada. Nos tienen completamente controlados y lo peor es que no nos damos ni cuenta. Somos robots en cadena, siguiendo una línea de tendencias. No me gustaría vivir en un mundo carente de personas, donde nadie tiene aspiraciones ni personalidad porque todos vivimos encerrados en nuestras máquinas. ¡Si hasta a los coches quieren ponerles un sistema operativo! Supongo que creerán que eso puede aumentar la seguridad, pero... ¿Imagináis el caos si todos los servicios de los que nos hemos vuelto dependientes dejasen de funcionar?

A mi me asusta imaginarlo. No creo que necesitemos ni la mitad de las cosas a las que ellos llaman "progreso". Si llegado el día mis persianas bajarán solas pulsando de un botón, una máquina me preparará la comida, mi coche se conducirá solo, no me molestaré en conocer gente de carne y hueso porque viviré pendiente del móvil, mi perro no será mi perro porque será MisterDog 5.1 y para saber qué maldita hora es tendré que esperar a que mi reloj se reinicie... ¿Qué haré con mi vida? ¿Tendré vida? ¿También nos inyectarán un microchip y nos apagarán por las noches?



Así que si has leído hasta aquí, hazte un favor y háznoslo a todos.
Disfruta de la vida.



También te puede interesar

12 plumas negras

  1. Cuanta razón... La verdad es que, como tú dices, somos dependientes de las nuevas tecnologías, y es una pena...

    Saludos, te espero por mi blog. Nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo sería mas fácil si la gente admitiera su culpa y trataran de desengancharse. Pero por lo visto la mayoría pasan del tema y son los mismos que hoy están fantaseando con comprarse el nuevo iphone a pesar de no necesitarlo, así que... en fin.
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Amo todas y cada una de las entradas de tu blog, siempre consigues sorprenderme y eso me encanta!
    Un besazo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues un honor sorprenderte, Ana! :) Espero poder seguir haciéndolo.
      Un besazo a ti también.

      Eliminar
  3. ¡Hola! ¿Cómo estás?, Te he nominado para dos premios en mi blog para más información entra aquí: http://afliccionesydelirios.blogspot.com/2014/09/nominada-al-best-blog-y-al-liebster.html#comment-form

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! No creo que tarde mucho en hacer una entrada que ya tengo otro pendiente y al final se me olvidan jajaja.

      Eliminar
  4. Hola! No peude ser más cierto la cita de Platón. GENIO!
    Seguimos este hermoso blog con esta increible entrada que me ha dejando pensando en la involución parcial y gradual que tenemos como especie Humana, por culpa de la técnologia...

    Saludos, y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues bienvenidas por aquí! :) Desde luego evolución no se la puede llamar. Cada vez somos más consumistas, más dependientes, más gilipo***. Ups. Je.

      Un beso!

      Eliminar
  5. Hola Meg! ^^

    WWoo es tan cierto este texto que tragiste. Digo, me hace pensar en como hemos reemplazado el contacto cara a cara por el contacto digital: Fb, whatsapp y demás nos ha alejado mas de un encuentro cara a cara con nuestros seres queridos. Al menso tu texto me ha disparado es epensmaiento ahora.

    Por otro lado querida decirte, que te nominé a los liebster award. Si te interesa, en esta url http://goo.gl/Mw11Ky tienes acceso a las preguntas!

    Un beso, nos leemos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hoy en día ya ni se llama por teléfono, ni oyes su voz, nada. No se busca el mas mínimo contacto, como si las máquinas fuésemos nosotros. Yo sigo siendo de las que cuando puede queda a tomar un café para ponerse al día con los suyos, que es mucho más bonito.

      ¡Y gracias por la nominación! Claro que lo haré, junto con los otros que tengo pendientes.

      Un besazo, Pauly!

      Eliminar
  6. Muy interesante lo que expones, Meg, yo a veces lo pienso también. Tengo suerte que en mi grupo social las nuevas tecnologías están bastante mal vistas y la mayoría tienen móviles que aunque tienen internet, no son lo último en el mercado (y más de uno, de dos y de cinco se niegan a pasarse al smartphone. Es que la simple palabra lo dice... ¿Cómo un móvil va a ser listo? Si es que...). Muchas ganas me entran ganas de escaparme a la montaña y vivir apartada de todo durante unos días, desconectar literalmente de la red un tiempo.


    No sé si conoces el libro, pero Mañana todavía tiene un par de historias basadas en el desarrollo de la tecnología que se parecen a lo que has dicho en tu entrada. Quizá te interese leerlo algún día, yo te lo recomiendo :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo amigos de todo tipo, de los que su móvil no tiene ni wi-fi y de los que apenas lo guardan en el bolsillo a lo largo del día. Al final los teléfonos serán más listos que las personas, tiempo al tiempo. Miedito me da. ¡Si es que hay hasta centros de desintoxicación a la red donde te dejan incomunicado para que pierdas el vicio! Dónde iremos a llegar.

      He leído dos libros que tratan sobre el tema pero ese no le conocía y... touché, apuntadito queda para documentarme un poco. ¡Muchas gracias! Tú siempre tan atenta :)
      Un beso!

      Eliminar

Participo en...