David Foster Wallace

Reseña: Ilustres raperos, de David Foster Wallace y Mark Costello

miércoles, abril 26, 2017

¡Cuervos días!

Tras la resaca del día del libro me apetecía traeros algo de pensar, algo que te contagie las ganas de bailar sin necesidad de escuchar música. Aunque oye, si lo leéis con música de fondo, seguro que la experiencia  se vuelve casi mística. Os traigo un elogio al rap que como no podía ser de otro modo, pasa por analizar la historia de la música.


"En 1989 David Foster Wallace se trasladó a Boston para cursar el posgrado en filosofía estética de Harvard. Se mudó al apartamento de su antiguo compañero de piso en la universidad, Mark Costello. Viviendo juntos descubrieron un interés común por la entonces naciente música rap, y DFW se aventura a escribir un breve ensayo en el que intenta desmenuzar el ADN cultural de este género. Mark Costello escribe pequeñas réplicas que luego extiende a ensayos completos, entrelazados con los de Wallace. El resultado será Ilustres raperos , una especie de tratado que intenta encontrar el sentido del rap a partir de la sociología, la economía, la filosofía o la ley.

El libro no sólo trata de música: a partir de hablar de rap, las pequeñas digresiones desembocan en páginas enteras sobre comedias televisivas, la entonces llamada Reaganomics, el posmodernismo, la diferencia entre el arte y el entretenimiento, o la importancia de usar las preposiciones correctas en la crítica cultural"


"Ilustres raperos" comienza como un viaje en el tiempo, una recapitulación desde los orígenes del rap que no sólo parte desde el principio, también desde dentro. Desde las entrañas. Desde ese contexto histórico y cultural en el que un género musical consigue convertirse en la mayor declaración de intenciones, un grito salvaje con el que una parte de la sociedad busca hacerse oír. La eterna batalla entre negros y blancos, entre los que cantan y los que escuchan apasionadamente sin poder remediarlo. Y tranquilos, el libro no se limita a citar nombres, también posee esa cualidad tan admirable de hacerte sonreír mientras lo lees

Empecemos con una curiosidad. ¿Sabéis que "signifying" (Parte del título de ésta publicación en su lengua de origen) tiene un significado especial en la jerga de los raperos? Para ellos va ligado a la fábula africana del "mono significante", un mono ilustre, quien conseguía engañar a todo tipo de animales con su extraordinaria destreza de verbal. Es, como habréis deducido, la base compositiva de los raperos.

Creí que disfrutaría de esta lectura, pero si soy sincera me he encontrado con un libro mucho más interesante si cabe. Siempre digo que cuando alguien te habla de sus pasiones tiene una forma mágica de relatarlo, de contagiarte. Se nota que los autores han elegido un tema que les apasiona y desde el principio dan con la fórmula de arrastrarte por sus letras, tanto por sus anécdotas como por los artistas o canciones que van analizando (Siempre traducidas). La jerga tampoco queda a un lado, tendréis ocasión de aprender palabras o interpretaciones de las que seguramente nunca habíais oído hablar, y aunque para otros pueda ser insignificante a mi son esos pequeños detalles los que me resultan atractivos. 

Puede que los verdaderos puntos flojos sean para aquellos que, sí aficionados al rap, no lleguen a compartir las opiniones lanzadas por los autores o esperen algo diferente al debate que ofrecen.  O tener que leer las letras de ciertas canciones donde la temática no es ni mucho menos reivindicativa, tan solo misógina (Pero por desgracia no es una cualidad exclusiva del rap).  También hay que tener en cuenta que la obra se sitúa en los años 90, que aún no incluye a muchos de los raperos de hoy en día y que por tanto es un análisis centrado en otra generación. Hay, sin embargo, capítulos para los que no parece pasar el tiempo. La vinculación entre música y sociedad, violencia, política, la necesidad de expresarse y alzar la voz. Como propuesta el libro funciona.
Si el entorno de las listas de éxitos de hoy en día parece lúgubre o contaminado, imagináos cómo sería la cultura musical de masas sin sus fuentes de agua más dulces, sin el soul de Brown, las notas azules, el solo de guitarra, la llamada y respuesta, el Cold Medina y el Lucky Powder... [...] La música negra es el aliento y el pan del pop americano, y "nosotros", en calidad de espectadores y vendedores, lo sabemos.
¿Sabéis a qué se refiere un rapero cuando canta "she's so fly"? A que es atractiva. ¿Y ser "fresh"? Tener estilo. ¿Y "Dope"? Bueno... Dope es ser el estilo personificado, aquel al que todos quieren imitar (Os recomiendo esa película, y así nos dejamos de tonterías).

Malpaso nos ofrece ésta publicación en tapa dura con sobrecubierta, y como no podía ser menos, con el canto de las páginas a color. 237 páginas que realmente se te escurren entre los dedos.

Incluso si no te interesa el rap, el libro de algún modo va mucho más allá y nos sumerge en la historia de la música, de la sociedad, del modo en el que cada cual ve el mundo y la cantidad de cosas sobre las que llega a influir sin que seamos conscientes. Es más bien una pequeña ventana para las mentes curiosas, ávidas de información, pero que sin embargo no se conforman con cualquier cosa y prefieren que se lo cuenten bien, de manera amena y con un montón de notas a pie de página





También te puede interesar

10 plumas negras

  1. Un libro desde luego muy curioso. Aunque no creo que me anime con él, con tanto pendiente...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, y más en estos meses que parece que con el calorcito se lee más despacio jajaja.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Hola! Desde luego no es mi estilo de lectura pero se ve guay.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre digo, para gustos, libros :P

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Hooola Meg!!!

    Partamos de que a una le encanta la música y que rapear lo encuentro una forma no solo de componer, sino de vivir. Y una de las más difíciles, también, porqué hay que tener una facilidad para la rima y el lenguaje que la mayoría no poseen.
    Mira qué alegría me has dado! Después de leer tu reseña tengo la sensación de haber aprendido un montón. Y no, no sabía lo del mono con destreza verbal. Y tienes toda la razón del mundo, cuando a uno le gusta una cosa lo explica con tal ánimo e ilusión que consigue que tú te lo tragues, lo hagas como si fuese tuyo, y de alguna manera lo sientas muy cercano.

    Lo de las letras misóginas en música es de órdaco. Y cada vez salen más. Un asco. Y encima la gente las baila como si les fuese el ombligo en ello. Porqué como están en inglés y no se entienden pues...y si están en español, da igual, te lo venden como romántica. Ahora mismo me viene a la cabeza la de los hermanos mejicanos Jesse and Joy (creo se escribe así) que dice algo como 'los golpes en la piel dejan marca y después se van'. O la de otro grupo (no me acuerdo el nombre) que decían 'eres mía'. Sin ir más lejos la de Ricky Martin 'tu lugar está en la cama de mis mies'. WTF?!

    Desde luego este libro es para mí. Me encantan las curiosidades y seguro que aprendo un montón sobre música. Gracias por reseñarlo!!!

    Un besote enooorme!!! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja tus comentarios me dan la vida. Pero sí, en lo de la música coincidimos mucho en todas tus opiniones, la gente baila cualquier cosa sin prestar la mas mínima atención a las letras (O sin entenderlas). Aunque muchas de esas canciones son feas sin necesidad de entenderlas, pero eso ya es irnos demasiado de tema y da para párrafos y párrafos.

      A mi me gustan las lecturas completitas, que entretengan, enseñen, hagan pensar... qué se yo. Y como en ésta he encontrado todo eso... y el rap me parece de lo más completo, sí, con ramas que sobrepasan la temática musical para sumergirla de lleno en las calles. Me alegra encontrar a alguien que comparta esos intereses ;)

      Un saludo!!

      Eliminar
  4. La verdad es que es una lectura curiosa, y aunque no sé si sería "mi libro", tengo un amigo al que el rap le encanta así que me parece una lectura ideal para él. Se lo recomendaré ;) Eso sí el color del libro seguro que me gusta mucho más a mí jajaja

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja pues oye, siempre puedes hacer lo que hago yo... regalo libros que creo que podrían gustarme para que luego me los presten. Sí, va, ya lo he reconocido.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  5. Desde luego lo primero que he de hacer es darte las gracias por traer un libro que no es un fenómeno literario ahora mismo. Entiendo tu reseña posterior al Día del libro, qué locura. No fui capaz de comprarme ninguno, me sentí abombada con tanta novedad.
    Me resulta interesantísimo lo que cuentas. Una única vez he leído a Foster Wallace con "Esto es agua", que me cautivó, sin embargo, en esta ocasión, aunque me atrae este libro alternativo que nos traes, no me acaba de convencer la temática. Gracias también por tu opinión.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Holaaa
    Que libro más curioso, no sabía que existiera, me lo apunto para una posible lectura futura porque me parece interesante y atractivo de leer
    ¡un abrazo!

    ResponderEliminar

Participo en...


¡Vótanos!

Top blogs de Libros
Dame tu voto en HispaBloggers!