EspasaesPoesia

Reseña: Por mucho que duela, de Tyler Knott Gregson

domingo, julio 02, 2017

¡Cuervos días!
Aunque no lo parezca, dentro del inmenso mundo de la poesía también hay tipos y tipos de textos. Los que hoy os traigo desprenden tal sencillez que ni siquiera parecerá que leas poesía. Son pequeñas anécdotas, pensamientos. Fragmentos de una vida que perfectamente podría ser la tuya.
 
"¿Te suena ese momento en el que un escritor, alguien desconocido para ti, describe de manera exacta lo que sientes y que has sido incapaz de expresar en palabras? Te sientes rebosante de felicidad porque, de alguna manera, ese escritor te entiende mejor que nadie. Y te unes a él de por vida.

Tyler Knott Gregson es ese tipo de escritor. Y Por mucho que duela, un conjunto de poemas escritos en una vieja máquina de escribir, los textos en los que te reconocerás."

Lo primero que nos encontramos es una explicación al propio poemario, tan curiosa que es difícil resistir la tentación de empezarlo a leer. Resulta que a Tyler le enamoró el olor ("A polvo, a tinta seca") de una vieja máquina de escribir que encontró en una tienda de antigüedades, y tan pronto la vio se sintió inspirado para escribir. Por eso su portada, por eso la tipografía de los poemas recuerda a la mecanografiada por una máquina de escribir: Porque es ahí donde surgieron sus palabras.
Así que leer éstos textos hace que de algún modo nos sintamos hojeando una pieza vintage traída desde nuestro propio pasado, o quizá futuro, pero escapada de alguna cápsula del tiempo. Y lo digo porque su sinopsis no engaña, es fácil verse retratado en cada palabra de las que encontraréis por sus páginas.
Que, por mucho que duela, a veces es todo
cuanto puedes hacer: esperar, aguantar y
seguir brillando, sabiendo que, al final, tu luz
llegará a donde tiene que llegar y brillará para 
quienes tiene que brillar.
Nunca es fácil, pero siempre merece la pena.
En unos habla de amor y en otros de las cosas más cotidianas posibles, aunque con una pasión y sensibilidad con las que nunca antes habíamos reparado. Muchas veces nos dicen que hay que valorar los pequeños momentos y atesorar todo cuanto damos por seguro, no descuidarlo. Para mi, éste libro es justo eso. Una pequeña y voluntaria terapia con la que darnos cuenta de lo que tenemos y lo poco que lo cuidamos. 
Prométeme
que no perderás
tanto tiempo
manteniéndote a flote,
intentando que tu cabeza permanezca
por encima de las olas
para olvidar,
verdaderamente olvidar,
lo mucho que te ha gustado siempre
nadar.
Siempre me han gustado las lecturas que te hacen reflexionar y normalmente no es algo que me provoquen los libros de poesía, pero con éste me ha pasado. Hay muchísimos textos que hablan de sentimientos tan, tan, tan humanos que desearías haberlos escrito tú, porque los sientes pero nunca supiste cómo expresarlos con palabras. Y esa sensación es preciosa. Descubres cómo poner voz a cuestiones que ya eran tuyas antes de que alguien más te las recordara. Miedos, vivencias, sueños. Aquel amor que se perdió. El que ansías conseguir. La eterna soledad interior. Metáforas y otras figuras que lejos de ser recargadas, te llegarán a la papata. Por aquí uno de mis favoritos:
¿Crees que es posible
que algunas personas
hayan nacido para dar
más amor
del que jamás
recibirán a cambio?
En el poemario también encontramos ilustraciones (Trazos tan sencillos pero expresivos como los que  incluía el "Otras maneras de usar la boca" de Rupi Kaur) y páginas en negro donde los poemas alcanzan mayor dramatismo. Diseño que sin duda favorece y engalana éstas piezas tan íntimas.
Además la traducción corre por cuenta de Loreto Sesma y como no podía ser menos, ha puesto voz al prólogo.

Un poemario que te habla y te enfrenta a ti mismo, a lo que eres, a lo que tienes. Un sinfín de razones por las que empezar a encarar tus sombras y atreverte con todo lo que se te ponga por delante. Por mucho que duela.

También te puede interesar

15 plumas negras

  1. Hola!
    La poesía no es la mío, gracias por la reseña.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Buenas !
    La verdad es que yo no leo poemarios por ello mismo no leere el libro , pero me alegra que lo hayas disfrutado
    🔮Te espero por el rincón de mis lecturas, un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va para gustos la cosa :) Me alegra mucho tu visita, ahora mismo me paso a conocer tu blog.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Algunos de esos fragmentos me han parecido muy bonitos (el último me ha encantado), pero no es el tipo de libro que suelo leer. Si fuese una mezcla de historia y reflexiones, quizás me interesaría, pero conociéndome seguramente me terminaría cansando. La poesía no es un género que me entusiasme.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es por nada, pero esa era yo hasta hace algunos meses y le he cogido un vicio de los buenos... jajaja supongo que han sido meses en los que me costaba concentrarme y necesitaba lecturas ágiles. Qué mejor que la poesía.

      Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Hola! Su argumento me ha parecido interesante hasta que he visto que eran poemas, la verdad es que no son lo mío. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Holaa!!
    Si que no conocía el libro, pero sin duda me lo llevo anotado después de esta reseña!!! Se ve genial y lo has puesto de maravilla <3 Me alegro de que hayas disfrutado la lectura!
    Besos! Nos leemos!

    ResponderEliminar
  6. hola! es muy bello, gracias y saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Pero qué bonito se ve! Pese a que no suelo leer poesia muy seguido, sí que me ha llamado la atención este poemario. La forma tan bonita en que hablas de él hace querer leerlo. Vamos a ver si lo consigo :)

    ResponderEliminar
  8. Hola!!!

    Pues llevo un poco menos de la mitad leído pero me está encantando! No puedo estar más de acuerdo en cómo al leerlos te hace reflexionar, acordarte de un momento o alguien en concreto. Son preciosos.

    Una de las cosas que me animó fueron tus otras reseñas sobre poesía, pero también el que todo esto surgiera de una antigua máquina de escribir...así de forma directa y sin pensar, sólo sintiendo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Hoooooooola Meg!!!!!

    Aquí estoy otra vez! Siempre te comento diciendo que los poemas tienen que tener algo muy especial para que me calen, que tienen que tener un qué con el que me sienta identificada, y normalmente como lo que tratan es el tema amoroso, pues a mi plim. Pero este libro, no sé porqué, no sé si es la manera en que lo has descrito, la sinopsis o que yo también escribía con máquina de esas de tinta, me he quedado como embobada con la reseña. Porqué es bien cierto, la literatura como en la música tiene que sentir que eso es lo que te pasa a ti, como si te hablaran directamente. Esa especie de magia que se crea es algo valioso y a la vez precioso.

    Además están los poemas que has puesto, con los que me siento súper identificada, porqué parece que sea el mismo autor el que quiera sanarte el alma. Así que te doy las gracias. Gracias Meg, por encontrar este poemario, por reseñarlo, porqué parece que al fin he encontrado el que se ajusta a mí.

    Un besote enooooorme!!! ♥

    ResponderEliminar
  10. Aunque la poesía no me entusiasma tal como lo has contado dan ganas de darle una oportunidad. Por los fragmentos que has puesto si que parece que sean reflexiones y no tanto poesía en si.

    Gracias por la opinión!

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Holaaa
    Hace mucho que no leo un poemario y este pinta realmente bien
    creo que puede hacerme sentir de lleno, así que espero leerlo pronto
    Gracias por dármelo a conocer ^^
    un besazo!

    ResponderEliminar
  12. ¡Justo lo acabo de reseñar! A mí también me ha gustado mucho, y también el poema que reseñas es uno de mis favoritos. En cuanto lo leí lo puse en todas partes, en mi estado de facebook, en mi historia de instagram ... ¡Qué gran frase!

    bsos!

    ResponderEliminar

Participo en...