QUIÉN SOY


     Pasiones no la faltaban, y de hecho, su pecado natural era dejarse llevar por ellas. Dibujar, disfrutar de una buena peli, descubrir algo de música, pasar horas muertas de senderismo o haciendo fotos a diestro y siniestro, leyendo un libro... ah, y escribiendo. Escribiendo por todas partes.

¿Te apetece un tour por ésta cabeza loca mía? Abróchate el cinturón. No, en serio, va. Perdona, ¿Me estás ignorando? Pues tú sabrás. Como sufras una fuga de ideas por el camino yo no quiero saber nada.

 
En efecto, el símbolo del blog es un árbol y esa quote resume bastante bien el motivo por el cual lo elegí. Porque hay que ser constantes, pacientes, aprender de los errores, madurar con el tiempo, saber que todo llega y todo pasa pero ante todo no desistir en nuestros sueños y aspiraciones ya que la única forma de alcanzarlos es no rendirse nunca. Valemos más por las veces que nos levantamos, que por la cantidad de veces que caemos.

POR QUÉ "EL CUERVO DE ALAS ROTAS"?

Tras casi un año de inactividad decidí cambiar "esencia de héroe", el nombre inicial de éste blog y que seguramente aún encontraréis escrito en sus entrañas (Unas líneas más arriba, por ejemplo) por el cuervo de alas rotas. Siempre se los ha tenido como animales de mal augurio aunque a mi me parezcan preciosos, y supongo que precisamente por eso simpatizo con ese ave por encima de todas las demás. Es oscura, misteriosa, suscita desconfianza, peligro... y en éste caso tiene las alas rotas porque desearía poder huir, escapar, romper sus cadenas o perder sus etiquetas en un mundo donde ya han decidido juzgarlo por no encajar en los patrones que modelan los demás. Sí, yo lo resumiría así. Es la belleza de ser diferente y enorgullecerse por ello.

https://www.blogger.com/profile/06236849600699641407

Participo en...