contemporanea

Reseña: El hombre de los dados, de Luke Rhinehart

jueves, septiembre 08, 2016


¡Cuervos días!
Espero que la vuelta a la rutina no se os esté haciendo muy cuesta arriba... hoy vengo con la reseña de toda una novela de culto, o al menos así la han querido clasificar distintos medios. ¿Preparados para conocer la azarosa religión de los dados?


"En el hombre de los dados , un exitoso psiquiatra neoyorquino, que comparte nombre con el narrador de esta historia, entra en crisis (o más bien en barrena) y comienza a poner en duda los procedimientos «científicos» que lo han convertido en una eminencia. Esa incertidumbre lo llevará a abrazar el azar como paliativo para la neurosis y los dados como antídoto contra el agobio de la libertad cotidiana. El médico de almas se abandona a una alegre espiral de sexo, droga, violencia y mentira que, paradójicamente (o no), le abre de nuevo las puertas del prestigio social: miles de chalados lo admiran con devoción religiosa y se convierte en el mesías de una secta descabellada. Y lo que para él empezó como un juego acaba en infierno y para nosotros en una catarata de risas.

¿Moraleja? Tal vez no hay respuestas inapelables; tal vez debemos aprender a vivir con nuestros demonios; o sea, a convivir con nosotros mismos. O tal vez ocurra lo opuesto. Aunque lo más probable (dentro de lo aleatorio) es que no tengamos ni la más remota idea."

Desde el principio nos queda patente que estamos ante una novela de tono transgresor, algo que como imaginaréis la convierte en no apta para todos los públicos. Su ritmo es psicodélico, no ofrece descansos y pasa de una escena a otra como si nos guiara un azaroso capricho de los dados. ¿Pero de dónde viene el título y a qué se refiere exactamente?

Luke está harto de su vida, de su rutina, de su trabajo y hasta de su familia. Siente tal aburrimiento que un buen día, cuando recoge unos dados, se le ocurre la idea de plantear una serie de posibilidades y dejar que el azar decida qué acción de todas va a cometer. Así empieza una adicción de la que ya no será capaz de escapar y cuyas erráticas decisiones influirán de manera devastadora sobre todos los ámbitos de su existencia. Luke decide entregarse a las decisiones del dado sin cuestionarlas, por ilógicas o inimaginables que sean. Pero... ¿Y si un día el dado le ordenara asesinar a alguien?

—Yo siento amor por los que sufren, por los que padecen la tortura de los demás, pero no por los mequetrefes que manejan los mandos. No, por los torturadores no siento amor.
— ¿Y quiénes son esos?
— Tú, tío, y todos los que estáis en situación de poder cambiar el rumbo, de hacer parar la maquinaria o de reventarla.


De este modo el autor nos lanza a la cara diversas cuestiones de las que el lector es incapaz de escapar. Nos habla de las convenciones morales impuestas por nuestra sociedad, de cómo nos reprime y maneja hasta niveles inimaginables y cómo su devoto protagonista lucha por escapar de todas esas cadenas. Luke pasa a ser "el hombre de los dados" y cree tan ciegamente en su nuevo Dios que no tardará en buscar nuevos seguidores dispuestos a compartir sus creencias.

¿El resultado? Una personalidad autodestructiva que no deja títere con cabeza y se cuestiona absolutamente todo lo que encuentra a su paso, causando nuestro asombro o incluso repugnancia. El libro se atreve a experimentar con terrenos nunca antes sondeados, que a su vez abrirán nuevas incógnitas en las mentes más curiosas. No faltan conversaciones hilarantes con las que sonreiremos como idiotas, discursos de los que te será imposible olvidarte o situaciones alarmantes que generarán un delirante caos a su paso. 


En la terapia de los dados, animamos a nuestros pacientes a tomar decisiones tirando los dados. El propósito es acabar con la personalidad. En su lugar, deseamos crear una personalidad múltiple: Un individuo incoherente, inestable y progresivamente esquizoide.

A medida que avanza siente la necesidad de aumentar la dificultad de las acciones que deja en manos del dado. Así, Luke terminará inculcando esta religión a su propio hijo y a algunos de sus colegas y pacientes. Mi favorito es sin duda Eric Cannon, un interno del manicomio donde ejerce gran parte de sus consultas. El encuentro entre ambos nos hace plantearnos constantemente dónde queda la fina línea entre enfermedad y cordura, y comprobar que nuestro protagonista ha perdido por completo el control de su vida. La historia progresa en su cauce hexagonal y sin frenos hacia un final caótico y descontrolado del que no sabemos ni qué esperar. Y eso es bueno.

La obra aparece escrita en forma de autobiografía e incluye cartas de los pacientes de Rhinehart, así como mantras de "El libro del dado", algo así como una biblia escrita por el propio autor. Por contra, estos pequeños añadidos pueden hacer que el libro nos saque de la acción y algunos de sus capítulos se hagan más pesados, casi innecesarios.  En mi caso no me importó mucho ya que la impresión general durante su lectura fue buena.

¿Qué ocurriría si decidieras dejar tus acciones en manos del azar? ¿Hasta dónde serías capaz de llegar y en qué punto impondrías tus barreras? Ese es precisamente el juego que Luke Rhinehart (pseudónimo de George Cockcroft) nos ofrece en su novela.
  No mi voluntad, dado, mas hágase la tuya.

Me parece importante remarcar que ésta edición está publicada por la editorial Malpaso, donde siempre ofrecen una copia en digital de manera gratuita por la compra del libro en papel. "El hombre de los dados" son 573 páginas de puro entretenimiento, pero conforman un ejemplar demasiado pesado como para atreverse a sacarlo de casa. En éste caso, la edición digital es más que bienvenida.

¿Alguien se atreve a conocer a nuestro ingenioso psiquiatra?



Participo en:


 


También te puede interesar

23 plumas negras

  1. Pues después de leerte, a la wishlist se ha ido derecho. Pinta genial. ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
  2. No termina de llamarme la atención, así que esta vez lo dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Nunca había oído hablar de este libro, pero esa sinopsis no podría ser más interesante. Me atrae mucho esa historia tan peculiar, y si además dices que es un libro entretenido, tiene muchos puntos para que le dé una oportunidad.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. De momento, lo dejaré pasar.
    Genial reseña.
    ¡Nos leemos!☺

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado un poco descuadrada. Me acordaba de un capítulo de The Big Bang Theory en que Sheldon decidía hacer lo mismo, que los dados le diesen solución a todo. Qué tomar de postre, si acostarse o no, si trabajar o no... No dudo de que el libro sea entretenido pero creo que también me pondría un poquito de los nervios. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Hola!!
    La verdad que no termina de convencerme.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  7. ¡Buenas!
    Pues yo me lo llevo a pendientes; es la clase de historia que me gusta leer, sin duda, todo lo que puede pasar es que no me convenza, pero a priori me interesa .u.

    Aunque ya de entrada me ha surgido una duda con lo del azar: ¿quién pone las opciones? Porque si uno las elige, no creo que se le pueda llamar azar, al menos es un azar muy limitado ·___·

    En fin, lo dicho, me lo apunto .u. Seguramente esperará durante mucho tiempo, pero bueno, para que no se me olvide :] Por cierto, qué puntazo se marca la editorial regalando una copia digital con la física, ya podrían aprender muchas.


    ¡Saludillos! ♪


    PD: tu blog cada vez me gusta más, ay que ver la cantidad de libros "nuevos" que nos traes :D ♥

    ResponderEliminar
  8. Me has convencido totalmente. Me lo apunto!
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  9. Hola!

    Pues la verdad es que no lo conocía pro me lo apunto sí o sí.

    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Hola! No conocía el libro pero no tiene mala pinta y aunque tengo muchos pendientes no lo descarto. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Hola!
    No tenía conocimiento sobre esta historia pero si logro captar mi atención, me parece interesante la personalidad del protagonista y la trama se ve entretenida.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa, me recuerda mucho a una que leí hace mucho tiempo y cuyo título soy incapaz de recordar, pero no me dejó buen sabor de boca así que no creo que me anime con esta. Lo de regalar la versión digital me parece todo un detalle!
    un beso

    ResponderEliminar
  13. Hola Meg!

    Sólo con el título ya me ha hecho pensar. 'El hombre de los dados'. ¿Dados? ¿Qué dados? ¿Propone un tema circunstancial como el destino o la causa-consecuencia? ¿Afecta a las decisiones o al conocimiento?

    Normalmente las novelas en que el autor imagina una situación hipotética en estamentos sociales tipo Huxley y su mundo feliz (tengo especial manía a ese libro), me acostumbran a dar una somnolencia que no veas.

    No hace falta decir que Luke está como una regadera. Ese tío no carbura en la azotea. Vale que estamos encerrados en la monotonía, que a veces faltan libertades, pero oye, hay países que lo tienen peor y seguro que este prota no vive en Libia, por ejemplo.

    En si me parece un despipendio. Cómo dejar en manos del azar algo que puedes solucionar con mentalidad fría y crítica. Hay que tener poca personalidad para ser incapaz de decidir qué acciones tomar, lo que a resultas muestra la poca madurez del protagonista de ser incapaz de afrontar la vida de cara y preferir que otros decidan por él.

    En si, me parece tan surrealista, fuera de lugar y anti- racional que estoy segura, a caldo lo pondría.

    Un besoteeee!! ♥

    ResponderEliminar
  14. Estaba a la espera de tu reseña porque vi que lo sacaste en insta, y la verdad es que parece un libro diferente a todo lo que he leído...algo que me encanta, Mucho más si dices que no se puede parar de leer y que tiene un final sorpresivo.
    Directo a mi lista.

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola!
    pues no me llama especialmente la atención así que no creo que le de una oportunidad... Gracias por la reseña :).
    Un abrazo ♥

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola! Nunca había oído hablar de este libro, o eso creo, tengo muy mala memoria. El caso es que tampoco me llama especialmente la atención después de leer la reseñas así que creo que lo voy a dejar pasar :) Un besito <3

    ResponderEliminar
  17. A pesar de tu gran reseña, es un tema que no me convence del todo. Lo dejo por aquí, por si acaso. Gracias y abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Pues no conocía el libro, y aunque no me llama demasiado el tema tu reseña me ha dejado con algunas ganas de leermelo, me lo apunto por si acaso.
    Gracias por la reseña
    Besos
    Nos leemos
    Pd: Te sigo que todavía no lo hacía

    ResponderEliminar
  19. Holaaa! La verdad el libro me ha intrigado y es probable que si lo veo por ahi me haga con el
    Besos y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  20. Hola!
    Pues fíjate que no había oído hablar de este libro! Conforme leía tu reseña me venía a la mente el libro de La Ola en la que un juego termina por alienar totalmente a la persona. ¡Eso es jugar con fuego!

    Menuda manera de tomar decisiones...Es como un jumanji...tiro los dados y a ver qué pasa! jajaja.

    Y yo pienso: ¿qué tipo de decisiones toman? Porque entiendo que si van al psiquiatra, no van a ser problemitas (tratándose de un libro, claro, que aquí no pasa nada por ir el psiquiatra...).

    Me lo apunto y a ver qué pasa. Te contaré si lo leo. Si sale un 5 sí, si sale un 6 no...
    http://giphy.com/gifs/jumanji-5KX9jiNXkb3xK (sé que lo echabas de menos...)

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  21. La verdad es que con ese libro en físico cualquiera se puede marcar unas buenas pesas... jajajajajaja La verdad es que me gusta mucho eso que dices de que sorprende porque no sabes que va ir sucediendo a lo largo de la novela y oye, que tiene muy buena pinta y voy apuntarlo. ^-^

    ¡SE MUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIZ 😊😊💕!

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola! No me llama la atención el libro así que esta vez lo dejaré pasar. Pero, me alegra que tú hayas disfrutado del libro.

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  23. ¿Demasiado pesado como para sacarlo de casa? tendrías que ver mi edición de IT jajaja

    Como sea, este libro tiene muy buena pinta y además las novelas transgresoras suelen gustarme. Curioso adjetivo, ¿no? Transgresoras y subversivas a veces evocan simplemente diferentes maneras de ver el mundo.

    ResponderEliminar

Participo en...